Jueves 7 de mayo del 2019
Bell Ville, Cba. - Argentina
Director: Luis A. Giletta - 25 de Mayo 175 - Tel/Fax: (03537) 416789/414580/415080 - E-mail: luisgiletta@tribunabellville.com.ar - (2550) Bell Ville
secciones
servicios
TAPA IMPRESA
CLIMA EN BELL VILLE
 
OTROS MEDIOS
Bell Ville
Villa María
Leones
Córdoba
Nacional
Internacional
 
SITIOS DE INTERES
de Bell Ville
Municipalidad
de Bell Ville

________________________________
Fu.p.e.u.
_________________________________
 
Publicite
 

 

 

subir

subir

WALTER RUIZ
El periodista bueno

Por David Picolomini
En la Radio Unión, la que estaba entremedio del campo y el río, había una maquinita que hacía un ruido igual al de las ametralladoras de Rambo y la hielería de Chinetti. Vos pasa-bas cerca de ella y te enredabas en la cantidad de papelitos largos y finitos que escupía. Hasta el día de la fecha, yo estoy convencido que la había inventado el Tulio Domínguez y se había olvidado de ponerle silenciador. Se llamaba teletipo.
Claro que también había allí todo tipo de tipos. Los tipos locutores, los tipos conductores, los tipos deportólogos, los tipos musicólogos, las tipas… y los buenos tipos. Desde algún otro lado del vidrio -si le corrías la melena al “Chino” Tovaldi- seguro que alcanzarías a ver a uno de esos tipos… al Walter Ruiz.
……………………………………………..
-Dime de que barrio vienes y te diré quién eres…
-A ver… Yo nací en el barrio el cual, hoy, ocupa el centro vecinal Sarmiento; de hecho, mi abuelo vivía a media cuadra del legendario club. Yo soy de la calle Brasil a tres cuadras “del River”. Imaginate a lo que se dedicaban los chicos de esa época… “la escondida” y “ladrón y policía”. Eran tiempos que hoy me parecen muy lejanos. Se jugaba en la calle, hasta que las “viejas” nos llamaban para bañarse y cenar…
-Al otro día a la escuela…
-Si, por supuesto… y sin chistar… Yo cursé todo el primario en la escuela Florentino Ameghino y, como Dios mandaba, hice el secundario en “el glorioso Comercial”.
……………………………………………..
(Walter me cuenta su bien vivida historia de bellvillense invencible, como si estuviera interpelando a algún ministro de algún Ministerio de la Nación Argentina. Sé que se siente extraño en este sorpresivo papel de interpelador-interpelado, pero adopta actitud de sosegado y mastica antes de tragar cada consulta que yo le hago.)
-Imagino que conservarás rostros imperecederos de aquellos días del secundario…
-Por supuesto. Amigos como “el turco” Fabián Gaites, quien, hoy todavía, no creo que haya partido… Y, el querido Walter Boiero. Con ellos, principalmente, salía en la etapa del secundario. A decir verdad… Yo no era de salir mucho, me gustaba más que nada el cine. Era, y sigo siendo, medio ermitaño…
………………………………………………
(A esta altura de los acontecimientos, advierto que el hombre -casi como que- tiende a introvertirse, a empezar a esconder sus cartas; sabedor de que cualquier respuesta mal acomodada, da lugar a la repregunta incontestable… Cosas de curiosos de profesión… Nomás)
-¿Cómo comienza tu vínculo con los medios de comunicación, Walter?
-El primer vínculo que tuve con algún medio fue, como el de muchos, con la querida LV25 Radio Unión. Fue precisamente en 1984. Ocurría que ese mundo me fascinaba por el halo de misterio que envolvía a todos los que integraban ese cerrado clan de privilegiados de la palabra… Y yo quería pertenecer a ese mundo, por lo que más hubiera en la Tierra…
-¿De qué manera fuiste incorporándote a él?
-Hice lo imposible para poder vincularme con alguien que tuviera que ver con las decisiones allí dentro… Logré, no con pocos intentos, acceder a pruebas de fuego ante los tribunales inquisidores que componían en ese momento, Osvaldo Etrat, Raúl Ganu-za y Mary Pita. Ellos fueron mis grandes educadores…
-Esa cuasi-Inquisición. ¿Adónde asignó tus tareas?
-Aparentemente aprobé esos exámenes leyendo los informativos de la emisora…
-¿Vos también paseaste por todos los formatos que acaparaban la atención de toda la región?
-Si, por supuesto… Estuve al lado de Silvia Bonnet, para entender de su sutileza ante un micrófono; con Oscar “Cacho” Carrario, para darle la destacada importancia que se le debía otorgar a la información local, en lo deportivo… Yo no me perdía emisión alguna de “Programa Deportivo”, desde pendejito y, de pronto, me vi acompañándolo a ese apasionado empedernido.
…………………………………………………….
(Viste que te dije… Le tocás alguna cuerda acertada al eventual inquirido y le tenés que pegar para que se detenga… Walter, ya con los ojos y las manos sin control de su propia mente, avanza en el relato y los nombres le vienen a la lengua como si estuviera en Feliz Domingo)
-De esa época, además, recuerdo a Pablo Colazo; a los operadores Jorge y Oscar Romero, a Oscar y al “Tiza” Maujo, al “Chino” Tovaldi, a Mario Penna, entre tantos otros… Trabajé también un tiempo con “Pochola” Maggi, una gran amiga, que, a veces, me tenía que pasar a buscar por la esquina de la “Dulceria de Serra” para ir a la radio en un Peugeot 504, todo destartalado, al que apodamos “el foco infeccioso”… Luego también trabaje con el Héctor “Titi” Ciabbattoni. Sin olvidarme de “Caba” Mantelli y José Moreyra.
-Como dicen el tango y el rock… Todo tiene un final, todo termina.
-La experiencia de la radio se terminó cuando comenzó la decadencia que llevó a su cierre definitivo. No obstante, Unión formó a un montón de personas en esta profesión que aún hoy les (nos) permite vivir con dignidad.
-¿Cómo seguiste ligado a la comunicación?
-Luego siguió un paso por el diario “El Sudeste” muy fugaz, con Enzo De Pauli y Rubén Filippi. Estuve también de paso por la Televisora Regional Unimar. “El TRU”. Por esa época ya estaba también trabajando en el Banco Sudecor. Porque no todo fue medios de comunicación y periodismo.
-Hoy, afortunadamente, tu presente te encuentra entre gente de radio actuando en televisión. Ya tu rostro es una referencia de la comunicación local, al igual que tus pares. ¿A qué adjudicás este prestigio doméstico?
-Yo no persigo el prestigio. Solo deseo y necesito hacer lo que más amo. Por otra parte, no me preparé para esto. Como muchos de nosotros, la cuestión es vocacional, más allá de los diplomas. Afortunadamente, con más asiduidad, los jóvenes pueden tener acceso y se deciden a tener una formación académica en esto. Creo que muchos lo hemos hecho por amor a una profesión y con el instinto como guía. Pero siempre intentando ser serios y utilizando el sentido común para comunicar, pensando en el oyente o televidente. Errores hemos cometido, seguro. Todavía estamos aprendiendo… Pero somos honestos.
-¿Te molesta que la gente te reconozca en la calle, en un supermercado?
-No para nada. Es a veces agradable y otras, no tanto. No todas deben ser rosas. Pero la mayoría de las veces, son críticas positivas.
……………………………………………………………
(Es aquí que, embolso el fuelle, saludo a la tribuna adicta y me pego el viaje hasta mi teletipo, con el corazón abrumado de haber mirado de cerca a un buen-tipo.)

 Regresar a títulossubir

subir

Ya está disponible la segunda parte del radioteatro
interpretado por alumnos de
"A puro teatro"

El Grupo "A puro Teatro", dirigido por la profesora Silvia Rodríguez, continua trabajando a través de la virtualidad durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Como resultado de esta primera etapa, afrontan el desafío de volver al género del Radioteatro
"Se trata de un género teatral que ha sido muy convocante en nuestro país, cuando aún no había televisión, muchas  familias se congregaban para escuchar radionovelas por capítulos u obras de teatro", comentó la profesora.
Desde la semana pasada, está disponible en las redes sociales el primer radioteatro "Que habrá sido de ella", y desde el viernes pasado se subió al escenario virtual la segunda parte de esta obra policial, interpretada por alumnos del nivel inicial.
Esta continuidad de la historia puede verse en el canal de Youtube del grupo "A puto Teatro", a la vez que el link será subido a las redes sociales del grupo.
En este caso, la interpretan: Rubén Sánchez, Gabriel Paolini, Angélica Buc, BetyMontolla, Adelqui Granda, Darío Martins, Eduardo Coba, Alicia Galli, Nora Martín, Liliana Quiroga, Ivana Ligorria, Mary Valentinis, Claudia Quirinali, Giuliana Rodríguez y Laura Mercol, participantes del taller de nivel inicial.
La obra está dirigida y escrita por Silvia Rodríguez, musicalización de Facundo Naimayer y Silvia Rodríguez, con edición y grabación de Luis Polo y la edición Gráfica Francisco Alonso.
Esta obra, al igual que la anterior, será de acceso gratuito y podrá ser trasmitida por las FM locales que deseen hacerlo.
La creadora de la iniciativa destacó al respecto del radioteatro: "vale decir que está obra tiene ingredientes que llevan al oyente a atravesar distintos estados emocionales: el humor, lo picaresco y cotidiano, el drama y el suspenso, transcurriendo la historia en cuarentena, afrontando sus personajes las adversidades y desafíos que a todos nos está significando está situación, y develando finalmente el misterio al oyente: "Que habrá sido de ella?".
Recordemos que esta segunda parte, es la continuidad de la historia que acontece en un viejo edificio donde desaparece una joven. "Ante la desaparición de esta rara joven, el fiscal que lleva adelante la investigación citará a todos los vecinos a declarar y cada uno de ellos describirá a la joven y contará algo de su vida, lo que permite acer-carnos a la personalidad de los testigos, del lugar de los hechos y, finalmente, veremos si se devela el interrogante o tendremos más preguntas todavía", según contó la autora.
En la primera parte del radioteatro actúan Elena Gómez, Micaela Mori, Walter Miguel, Eva Raponi, Alfredo Rocchi, Mirta Fontán, Alicia Garavaglia, LetiziaBernardi, Fabián Borgognone, Teodora Leguizamon, Teresita Castro, Sandra Ribba, Norma Piaggio, Julieta Prietto, Amalia Olmedo y Luis Piacenza.

 Regresar a títulossubir



Diseño y mantenimiento web Luciano Giletta