Jueves 23 de Septiembre del 2021
Bell Ville, Cba. - Argentina
Director: Luis A. Giletta - 25 de Mayo 175 - Tel/Fax: (03537) 416789/414580/415080 - E-mail: luisgiletta@tribunabellville.com.ar - (2550) Bell Ville
secciones
servicios
TAPA IMPRESA
CLIMA EN BELL VILLE
OTROS MEDIOS
Bell Ville
Villa María
Leones
Córdoba
Nacional
Internacional
 
SITIOS DE INTERES
de Bell Ville
Municipalidad
de Bell Ville

________________________________
Fu.p.e.u.
_________________________________
 
Publicite
 

 

 

subir



subir

El municipio colaborará con la Escuela
de Bellas Artes en la exposición de
obras del Museo Palais de Glace


El intendente Carlos Briner y el secretario de Gobierno, Agustín López, recibieron a la directora de la Escuela Superior de Bellas Artes "Fernando Fader", Paula Mariani y a la docente Josefina Garrone, quienes les informaron sobre la exposición del Palais de Glace que se desarrollará en ese establecimiento educativo, entre el 15 de octubre y el 7 de noviembre próximos.
"Mirada Federal", es un programa desarrollado por el Palais de Glace - Palacio Nacional de las Artes, en conjunto con la Secretaría de Patrimonio Cultural y el Ministerio de Cultura de la Nación. El Palais ofrece su colección a curadores de distintas regiones del país para que ensayen mi-radas, recortes y nuevas conexiones que hagan de estas obras herramientas útiles para pensar la singularidad de sus territorios, escenas artísticas y acervos culturales.
La exposición contiene obras de relevancia nacional e internacional, todas premiadas por el Salón Nacional de Bellas Artes.
En el marco de esta exposición, se articularan actividades artístico-educativas entre estudiantes, docentes y público en general, dentro y fuera del Instituto Superior "Fernando Fader", como por ejemplo una proyección y debate en la Reserva "Francisco Tau" dictadas por el artista bellvillense Gabriel Orge, entre otras actividades.

Regresar a títulossubir

subir

Impulsado por dos bellvillenses, el 18 de junio
de cada año es el Día de la Jota Cordobesa

En sesión ordinaria celebrada ayer, la Legislatura de la Provincia aprobó la ley que instaura el 18 de junio de cada año como "Día de la Jota Cordobesa".
El proyecto de ley fue presentado por los docentes bellvillenses Gustavo Blengino y Carlos Sanabria, impulsado en la unicameral por el legislador Matías Chamorro.
El trabajo que demandó más de dos años de gestión, contó con el respaldo de la Asociación Cordobesa de la Danza Folclórica (A.Cor.Da.F.).
El Día Provincial de la Jota Cordobesa conmemora en esa fecha, el natalicio de Marcos López, recopilador de nuestra danza por excelencia en el ámbito folklórico provincial.
Para los bellvillenses autores del proyecto, "se trata de una iniciativa representativa de la cultura viva; una manifestación de memoria que nos antecede pero que también es memoria de futuro y que implica recordar y hacernos cargo de nuestra historia y de reconocernos como cordobeses y cordobesas".

Regresar a títulossubir

subir

Inauguraron la Feria de Arte
Bell Ville 2021

El pasado viernes se llevó a cabo la inauguración de la Feria de Arte Bell Ville 2021, en el marco de la Feria de Arte Córdoba “Paisaje, producción y fantasía”, con la presencia del intendente municipal, Carlos Briner, quien dio la bienvenida al numeroso público que disfrutó con entusiasmo de la variada propuesta creativa de la comunidad artística local.
También hicieron uso de la palabra alumnos del Centro Superior Polivalente de Arte, pertenecientes a la cátedra de Producción Profesional, coordinada por las profesoras Cecilia Cassol y Celeste Piazzese, quienes explicaron el proceso de armado de la muestra.
Por su parte, miembros del Grupo ProArte Bell Ville, de reciente constitución, reforzaron la invitación para participar de la organización de futuras muestras itinerantes en la ciudad y la región y de encuentros nacionales.
La espléndida jornada nocturna dio comienzo en inmediaciones del resto bar Varieté con la brillante actuación de la Orquesta Vocacional del Reencuentro, dirigida por los Maestros Jesús María Villarroel y Gustavo Aiassa, interpretando un variado repertorio que incluyó temas como: Me enamoré de una zamba, Que nadie sepa mi sufrir, Por una cabeza, Paisaje, Culpable o no, Así fue, Ata una cinta amarilla al viejo roble y California somnolienta.
Posteriormente, en la sala “Leonardo Demaría” de la Biblioteca Popular “Ramón J. Cárcano” se disfrutó de la magnífica actuación del Coro Municipal “Armonía”, dirigido por el Prof. César Vasconi. Fueron muy aplaudidos las interpretaciones de Inconsciente Colectivo, Un vestido y un amor y Zamba de las dos lunas.
La muestra plástica puede ser apreciada, presencialmente, hasta el 24 de septiembre y virtualmente en la página web de la Municipalidad.

Regresar a títulossubir

subir

Ada Frontini presenta su
película «En compañía»

Con singular éxito la realizadora bellvillense Ada Frontini viene presentando su última película titulada "En compañía", en donde describe el particular vínculo de algunas personas, con sus mascotas, particularmente perros, en un marco de sostenido seguimiento del comportamiento de los animales y su interrelación con sus dueños y adoptantes, con atmósferas silenciosas muy propias del acto de compartir momentos de mutuo disfrute.
La película viene completando circuitos de exhibición en festivales, entre ellos el "Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente" -BAFICI- y el décimo "Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín" -FICIC-, y en la presente semana tuvo su paso auspicioso por la sala del Cineclub Municipal "Hugo del Carril" de la ciudad de Córdoba, con muy positivas críticas de la prensa especializada.
En una de ellas, el observador señala que "en un pasaje fugaz de 'En compañía', la cineasta María Aparicio descansa en su cama al lado de su perra mientras sostiene en su mano un libro. El título es 'Lo íntimo. Lejos del ruidoso amor', de François Jullien, reveladora pieza literaria que el film de Ada Frontini honra elípticamente en una línea que el autor francés no explora: la relación de intimidad con los animales. En efecto, la intimidad constituye un espacio viviente de lo propio que nada tiene que ver con la apropiación de los otros y la privatización del Yo. Esa experiencia parece prerrogativa de quienes tienen conciencia, pero ¿quién podría desmentir que la interacción afectiva con los perros no conforma una experiencia de lo íntimo?".
"Ada Frontini compendia una experiencia variopinta de hombres y mujeres que establecen con sus respectivos perros una relación de intimidad. En todos los casos ele-gidos, los perros son presencias silenciosas que acompañan a su dueño a lo largo de la vida. En algún caso, el perro es casi un descendiente sustituto, en otros, una entidad afectiva de compañía constante, también un amigo incondicional y un ser silencioso que se comunica sin signos y posibilita así una comunicación secreta que puede llevar a que se le hable como si entendiera. La ilusión es tal que en ocasiones el dueño enojado puede reemplazar el tuteo por un impersonal 'usted', como si en ese giro semántico el perceptivo animal pudiera sentir el matiz lingüístico que connota reproche y reto. Que no entiendan el sentido de las palabras no significa que no exista una enigmática comprensión".
"Si Frontini puede filmar a los perros de su película como lo hace se debe a que ha visto que no se puede ser justo con el vínculo con el animal si prevalece la dimensión de un ser reducido a mascota. Ese modelo infantil de interacción es impropio del amor a los perros, no tanto como el que se puede ejercitar cuando un perro es una escudería orgánica con número que corre carreras. Toda la sección dedicada a los galgos revela una estrategia notable en la que la cámara se inclina hacia las víctimas mientras impugna la crueldad encubierta y la evidente explotación".
"Casi todos los planos de la película glosan su título, excepto el de los galgos y todos aquellos dedicados a los perros de la calle que no tienen compañía, más allá de que la cámara les dispensa un amor infinito e incondicional. Pero hay un plus estético y afectivo que llega en el final. Es el momento en que la cineasta pasa al frente y pone en escena la relación con su propia perra. Frontini demuestra conocer a la perfección cada detalle de la cara de su perra. Un primer plano sobre el hocico ilustra ese saber, precedido por una secuencia donde el inventario de gestos de las cejas del animal exterioriza la sapiencia sensible de la cineasta para prodigarle a la criatura que la acompaña un plano que sintetiza todo su amor y agradecimiento. Esos minutos son inolvidables, como todos los perros que pasaron por nuestras vidas", señala el crítico.
Cabe recordar que Frontini escudrió años atrás el mundo de las personas sordo mudas a través de su película "Escuela de Sordos" (2013), en donde logró los testimonios de muchos alumnos y alumnas de la Escuela Municipal de Discapacitados Auditivos "León Luis Pellegrino" de nuestra ciudad, conducida por su directora Alejandra Agüero, logrando captar momentos de suma intimidad en el proceso de comunicación de las personas que presentan esta manusvalía con su mundo externo, pero también describiendo cómo ése mundo externo aún debe aprender mucho de las personas que presentan discapacidades, particularmente en lo referido al mundo de los afectos y la sensibilidad.
Con un tono similar, Frontini aborda "En compañía", rescatando momentos íntimos, imposibles de reproducir si fueran inducidos por la puesta en escena o la pose. Muy por el contrario, la cineasta local ha llevado la observación minuciosa a límites pocas veces registrados en otros relatos de cine, en donde vale más un abordaje controlado de las escenas, antes que esperar a que los protagonistas se desplacen, Y en esta película los protagonistas no solamente son personas, sino también sus mascotas, lo que suma otro hallazgo digno de valorar en el séptimo arte.
Uno de los desencadenantes de esta película, admite Frontini, fue el comportamiento de su propia perra Carli, a quien le reconoce recursos que los mismos seres humanos no tienen, señalando una de estas características con su frase sobre que "así como yo veo el mundo, ella lo huele" dice Ada de su mascota. La realizadora adoptó a su mas-cota hace 10 años, dando comienzo el amplio homenaje hoy materializado en "En compañía". "El proceso debe haber realmente empezado cuando a los 5 años tuve mi primer perro, pero concretamente tener a Carli me motivó a investigar y empezar a leer sobre perros", señaló la directora.
Y completa: "Me gustaba cada vez más saber y aprender cómo educarla y hacer que tuviera una vida feliz. Con esa intención, empecé a investigar y leer y dedicarle mucho tiempo a ella. Y después a tratar con gente en las plazas, en los lugares a los que salía con ella y me encontraba con otros dueños, otros perros, otros mundos. Todo eso empezó a crear un interés en que otras personas me contaran cosas de sus perros. Pasé por varias etapas, una de las primeras cosas que filmé fueron carreras de galgos, entrenamientos. Tuve una idea media naíf, me gustaba la idea del galgo corriendo por la pampa con el dueño caminando al lado, me lo imaginaba como una cosa más linda de lo que en realidad es, que es muy tremenda. No es mi estilo el documental de denuncia, así que no seguí por esa línea".
"Mi objetivo era lograr que la gente que vea la película y tiene perro le importe, le empiece a dar curiosidad y lea sobre su perro, sus habilidades y gustos. O que la gente que no tiene perro y ve la película le dé ganas de adoptar uno. Contando cosas tristes o mostrar golpes bajos no iba a funcionar. Iba a ser mejor mostrar el amor, lo lindo y bueno que la parte cruel, que está mostrada levemente. Quise transmitir la felicidad que puede dar un perro. Su-pongo que mi amor por los perros hace que me sea fácil filmarlos. Y mi entrenamiento básico con ellos: no les tengo miedo, los respeto, los trato como seres independientes. Ponía la cámara a la altura de ellos, estaba cerca y ter-minaba siendo fácil. Me gustaba hacer eso que estaba haciendo, no me rompieron la cámara ni nada. Sí me importaba tener en cuenta que las tomas estuvieran bien, que sean con la luz justa o la que mejor cae a la escena. Mi pasado de fotógrafa es fácilmente visible", reconoció.
Para Frontini, los perros "son seres muy sociables, necesitan de los vínculos, ya sea con otros perros o con hu-manos. Todo lo que es fidelidad, cariño, entrega, son valores de los perros. Creo que todo lo traen de los lobos, más allá de que ahora no se parecen tanto, tienen eso de la manada, son territoriales, protectores. Y en miles de años de convivencia con humanos han adquirido cierta viveza, nos tienen picado el boleto. En ese sentido son más vivos que nosotros".
En cuanto a sus propietarios "en principio, todos estaban encantados de ser filmados con sus mascotas, luciéndolas y sintiéndose orgullosos de ellas. Algunos se entregaron a contar su relación amorosa, otros la cotidianidad o lo que los inspiró cuando tuvieron uno por primera vez. Fueron contando y diciendo lo que querían, no había una guía".
"Lo que pude ver es que el amor hacia sus perros era tan intenso o profundo como el mío. En un punto todos los dueños nos parecemos. Hay una cosa que nos pasa mucho y es que hay un perro en particular que nos despierta algo extremo y nos abre los ojos a todos los perros del mundo. Mucha gente me dijo eso y lo he leído en libros de especialistas y de filósofos. Todos tienen un perro que los despertó", advirtió la realizadora bellvillense mientras evalúa nuevas presentaciones en nuestra provincia y el país.

Regresar a títulossubir

subir

La Perla y el Brujo

Por David Picolomini

-Che "carretilludo", ¿que horaz zon..?
-Las siete, Huguito...
-Graziaz "carretilludo", pero... ¿zon de la mañana o de la tarde?
La "Absolutamente ve-raz historia de los animadores espontáneos de la aldea", nunca, ja-más ha sido correspondientemente escrita.
Vaya siendo oportuno, entonces, el proceder con la mayor administración de justicia que a todos compete, a los fines de lograr perpetrar la apertura de los más gloriosos anales bellvillenses en la materia, incluyendo, en un apropiado apéndice, los más significativos momentos que se vayan produciendo en el presente.
¿Y para qué? Para sentir cada vez más, ese íntimo escozor que produce en las dermis y los bajos vientres, la sola pronunciación del apelativo de nuestro terruño, desde labios de seres que nunca conocieron… ni las calles, ni las enramadas, ni los tugurios, ni los recodos; de la ciudad que siempre quiso ser pueblo y que está localizada -geográficamente- justo debajo del cuero de este perro que me acompaña a escribir, sin apuntarme ninguna sugerencia.
.........................................................................
-¡Que salga el paiaso, que salga el paiaso!
La confitería "La Perla", dada su relevante nomenclatura, merecía estar ubicada en una esquina (como es preciso que esté situado todo templo de reunión, si después quiere que algún nostalgioso exhabitué le cante). Para enmendar tamaña dificultad, alguno de los insignes Vivanco que siempre honraron la localidad; agarró y trazó con carbón de que-bracho blanco, una callejuela céntrica en el plano oficial, asignándole una ochava de las que irían a mirar al sudeste, al bar en cuestión. De este modo, el autor obtuvo la inmor-talización de su nombre, por tan oportuna y sensata idea.
En La Perla de la delantera Malpiedi-Rapela-Domizi (y siguen firmas), las sillas eran co-mo tronos, y las mesas, más altas que de costumbre. Solamente existían dos ventanas, pero por ellas se podía ver pasar a la vida, a los colectivos de Pretti, a las pizarras de los muertos y a la Sandra Perona, cuando era adolescente.
Helados "Laponia", por las tardes de verano (cuando los helados se tomaban solamente en los veranos), fiaca a la siesta estirando las chupinas del Nacional y, por las noches de los sábados, show con los artistas espontáneos.
……………………………………...............................................
Bueno, en realidad, las noches ya no venían a ser noches, sino un indisimulado tras-noche a contramano de las ordenanzas matrimoniales, en vigencia en los setenta y tantos.
Tal rigurosidad exigía milanesa picada con "bayonesa" -como para todo el personal de la fábrica Mainero- Vino blanco en vaso cogotudo, ginebra de la de los gringos Peters, Cubana de lo de Kirigín, cerveza Imperial -si no era invierno- y café, café !! Hasta que pasaba la barredora y "Gurruma".
"¡Una mulher, dos mulheres, tres mulhe-res...!" atronaba el intérprete cerca de las cinco menos cuarto, cuando la mayoría ya había abandonado sus esperanzas en Karotta.
"¡Cuatro mulheres, cinco mulheres, seis mulheres...!" Se entusiasmaba la platea que no perdía de vista ni un solo ademán, un solo gesto, un movimiento o un abrupto cambio de voz, que viniera anticipando el glorioso remate, el que (aunque todos conocían de memoria), igual provocaba el estallido inevitable de los apretujados habitantes sabatinos del sábado, en las cómicas veladas de La Perla.
Conocedor como pocos -el artista, el clown, el sagaz ilusionador que podía llegar a cambiar una lágrima de amor perdido por la carcajada más sonora- lograba prolongar las agonías intercalando hasta pausas comerciales, poco antes del hilarante epílogo:
-"¡De la ciudad al campo, todos toman Soda Sampo!"
-¡Cuarenta y cinco mil mulheres, setecientas treinta y un mil mulheres, un vendedor de cerveja, seis garotinhos, dos policías...!!!!!!!; en noches de buen auditorio, se llegaba a escuchar.
Todos veían a un virtual "relator brasileiro" invadido por la pasión carioca, segundos antes de caer presa de su propia desgracia narrativa.
En tanto, yo lo veía, hipnotizado, al Alberto Stanfield transpirar y, era como haberlo visto al "Gran Garrit", al "negro" Olmedo y al "triple" de Chaplín; pero todos juntos y delante de mi amanecida ginebra en dos y una.
Alberto, "el Brujo". Ciento ochenta y cuatro kilos doscientos, de puro bonachón del barrio Cementerio. "Paiaso" y amigazo. Incapaz de tocar timbre y salir corriendo; antes, prefería detenerse a contarle al enojado vecino las increíbles andanzas de su tío, el fabricante de púgiles locales.
Irrecuperable dormilón de los baños, gordo inolvidable que, por su absoluta culpa, debió clausurar sus puertas para, nunca más, la histórica confitería "La Perla" de Bell Ville.
……………………………………….........................................
Está bien... ¿Qué gollete hubiera tenido cualquier trasnoche más sin su presencia?

 Regresar a títulossubir

Diseño y mantenimiento web Luciano Giletta