Jueves 15 de noviembre del 2018
Bell Ville, Cba. - Argentina
Director: Luis A. Giletta - 25 de Mayo 175 - Tel/Fax: (03537) 416789/414580/415080 - E-mail: luisgiletta@tribunabellville.com.ar - (2550) Bell Ville
secciones
servicios
TAPA IMPRESA
CLIMA EN BELL VILLE
 
OTROS MEDIOS
Bell Ville
Villa María
Leones
Córdoba
Nacional
Internacional
 
SITIOS DE INTERES
de Bell Ville
Municipalidad
de Bell Ville

________________________________
Fu.p.e.u.
_________________________________
 
Publicite
 

 

 
  • Juan Carlos Ulla: Un dulce limón (por David Picolomini)
  • Maura Rodriguez expone en Planeta Azul
  • Presentan libro en el Instituto Montessori
  • Cineclub

subir

subir

JUAN CARLOS ULLA
Un dulce limón

Por David Picolomini
Cuando me ve caer por su casa, el hombre se entusiasma tanto, como si yo fuera a llevarle una herencia. Al poco rato de una amable y sigilosa conversación, dado que la entrevista estaba pactada en plena siesta cordobesa, me fui enterando que don "Limón" es así por naturaleza.
Todo en su gesto es amable, atento y jovial. Sonríe permanentemente al borde de la carcajada, aunque me esté hablando de cigüeñales reacondicionados. Me devuelve cada pregunta sin respirar y no deja personaje sin mencionar. Atesora cada historia de su dilatada trayectoria, con el entusiasmo de un niño que espió por una cerradura prohibida.
Dice, más o menos así...
"Empecé a trabajar a los 10 años, por necesidad familiar... Llegué así a la 'AutomecánicaAscasubi' de Muratore, Cortez y Rinaudi, listo para limpiar los baños, hacer los mandados, barrer el galpón, limpiar piezas engrasadas y, de vez en cuando,  desarmar algo. Cuando la sociedad se terminó, yo me fui con Muratore que se dedicaba mucho a la mecánica de Citröen. El me enseñó todo lo poco que yo ahora sé y siempre me trató como a un hijo suyo.
A los 18 años, tuve un problema serio de columna y debí abandonar ese taller. Cuando logré recuperarme, decidí lanzarme por mi cuenta. Así, anduve por galpones alquilados de Vieytes y Lamadrid, General Paz, Maestro Bianchi, Presidente Perón y, por último, pude llegar a mi propia instalación en Vélez Sarsfield, ya hace 23 años".
-¿Estudiabas, mientras tanto?
- Sí, Empecé primer año en la Escuela Comercial y después me cambié a la exENET donde me recibí de Electromecánico.
-¿Por qué el apelativo de "Limón"?
-¡Ahhh! Una vez cayó un hombre desde Justiniano Posse y, luego de tocar el timbre, me consultó... "Ando buscando un hombre que arregla Citröen, que se llama Pomelo o Naranjo...Algo así..." A mí, me dio mucha risa, eso...
Todo empezó cuando trabajaba en el taller de Muratore; él era directivo de la Comisión de Motociclismo local y, en las carreras que se organizaban, corría su hijo Marcelo, el "gallego" García y otros fenómenos de la especialidad. Como yo andaba con ellos, a mí también se me dio por subirme a una Pumita 98 y largarme a seguirlos. En verdad era muy "amargo", por lo que, mis amigos, "Piti" Margaría y Gabriel Saab, entre otros de los que nos juntábamos los fines de semana, me bautizaron.
Yo lo acepté y fue tan así que, cuando abrí mi primer taller, colgué el cartel de "El Limón".
-¿Te dedicaste a ser un entendido en esa marca de vehículos...?
-Con el tiempo, me dediqué con exclusividad a reparar, reconstruir y acondicionar todo lo que fuera mecánica Citröen. Desde el chasis, frenos, el motor, la carrocería, la chapa y la pintura, hasta la restauración original de todos los modelos de la marca.
El año pasado, llegó un muchacho con un chasis viejo y algunas partes de un modelo 3CV y me adelantó que su intención era armarse de un vehículo así para ir a ver el Mundial de Brasil. Pusimos manos a la obra y, en poco tiempo, el coche ya estaba arrancando. Lo  probó en un viaje más corto a Uruguay y luego lo trajo para hacerle unos ajustes, para finalmente encarar ese viaje soñado hacia el país vecino.
Después, los chicos González y Mari-nozzi, trajeron otro para restaurarlo y lo dejamos hecho una pinturita, le dimos un tono rojo bien definido. Luego de terminado, la pareja se fue a recorrer el país por tres meses. Ahora terminamos uno de un pibe de Morrison, de color blanco, que quedó espectacular.
-No debe haber muchos dando vueltas.
-La profesora Alejandra Agüero consiguió un modelo de los más lindos que había por acá y que había sido de Elena Sironi. Es muy lindo y llama la atención, todo pintado de rosa. En verdad, me llegan clientes de todos lados, tengo de Idiazábal, de Justiniano Posse, de toda la zona, vienen a verme.
-Imagino que la gente te agradece una vez terminada tu "obra".
-La gente me agradece por mi trabajo y me recomienda. A lo mejor, es que le pongo mucho esmero a mi trabajo –aunque por ahí dicen que soy lerdo- y, además, soy bastante sonso para cobrarlos al final. Si algo me salió mal, yo no dudo y lo rehago sin cargo. Ocurre que no hay casi repuestos y los que hay, son usados y reconstruidos.
Hoy, estos autos, ya no son tanto como para trabajos livianos, si no que, son parte de un hobby, con los clubes de Citröen, del cual son fanáticos. Yo, en realidad, nunca asistí a ninguno, pero me gustaría.
-Supongo que, luego de tantos años de ver estos modelos, tendrás un Citröen de tu propiedad.
-No, en realidad, yo no tengo auto, cuando lo necesito, le pido a mi hijo el suyo.
-Me han dicho por este barrio, que tenés muchas anécdotas recogidas durante este largo tiempo...
-Algunas... Una vez, estaba barriendo el galpón mientras mi patrón, Muratore, estaba tratando de hacer arrancar una camioneta Ford, de las grandes. Como no encendía, comenzó a echarle un poco de nafta al carburador e intentaba darle marcha nuevamente. En una de esas, se produjo una explosión y el carburador se incendió. Desesperado, mi patrón, me pidió que le tirara agua para apagar el foco. En mi desesperación de pibe recién iniciado, le tiré agua con balde y todo, el que fue a dar contra un palo de escoba que sostenía el pesado capot de la chata. Éste cayó, aprisionando el cuerpo de Muratore, quien dio con la cara sobre el carburador encendido. En ese momento, solo pude ver las piernas de mi jefe que se movían al compás de los gritos. Afortunadamente, alguien lo socorrió y solo tuvo que lamentar todas sus cejas y pestañas quemadas.
Muchos años después, fuimos, con unos amigos a veranear en Carlos Paz y esto generó el comentario de los que se quedaron aquí e hicieron correr la historia... Parece que yo, aún en vacaciones, no pude evitar el contacto con los fierros y le metía mano a todo vehículo con algún desperfecto. Todos me agradecieron, hasta que, la averiada, fue una lancha en pleno lago San Roque. Aparentemente, yo me ofrecí a revisarle el motor y luego de eso, acostumbrado a los autos comunes -no a los Citröen- comencé a empujar el vehículo rumbo al lago. Tanto fue mi empeño que, cuando solamente se me veía la cabeza fuera del agua, le pedí a los gritos al conductor que pusiera el cambio de marcha...

Regresar a títulossubir

subir

Maura Rodriguez expone
en Planeta Azul

El pasado viernes quedó inaugurada la exposición de Maura Rodriguez, bellvillense hoy radicada en Córdoba, quien firma sus obras como Dragón Cósmico. La muestra lleva por nombre "La mirada del dragón", con una temática que sumerge en un mundo místico entrelazado con la naturaleza, donde prevalecen los mandalas con la mirada penetrante del ojo humano, utilizando variadas técnicas. La muestra dura hasta el  22 de noviembre.

 Regresar a títulossubir

Presentan libro en el
Instituto Montessori

En el marco del 50 Aniversario del Instituto Especial "María Montessori", se realizará este sábado,  a partir de las 9:30,  la presentación del libro "Transformar el vuelo", Relatos de una mamá TEA (trastorno de espectro autista), con la presencia de su autora, Romina Zejdlik.
Se trata de un libro que compendia historias y experiencias de esta mamá altagracense, quien empezó a escribir motivada por uno de sus cuatro hijos, a partir de que le diagnosticaron autismo. Desde el instituto local extienden la invitación para compartir un encuentro de intercambio de experiencias y  acompañamiento.
La actividad tendrá lugar en la sede del establecimiento (Libertad y Belgrano) y es abierta a todo público.

Regresar a títulossubir

subir

Cineclub

Durante  el mes de noviembre el Cineclub Coliseo presenta un ciclo dedicado al director estadounidense David Lynch. Hoy es el turno de "LostHighway" (Carretera perdida), protagonizada por BillPullman, Patricia Arquette y BalthazarGetty, entre otros. El filme es un  thriller psicológico, que cuenta con elementos de cine negro y surrealismo.  La proyección es a  las 21 en la tertulia del Teatro Coliseo.

 Regresar a títulossubir


Diseño y mantenimiento web Luciano Giletta