Jueves 21 de septiembre del 2017
Bell Ville, Cba. - Argentina
Director: Luis A. Giletta - 25 de Mayo 175 - Tel/Fax: (03537) 416789/414580/415080 - E-mail: luisgiletta@tribunabellville.com.ar - (2550) Bell Ville
secciones
servicios
TAPA IMPRESA
CLIMA EN BELL VILLE
 
OTROS MEDIOS
Bell Ville
Villa María
Leones
Córdoba
Nacional
Internacional
 
SITIOS DE INTERES
de Bell Ville
Municipalidad
de Bell Ville

________________________________
Fu.p.e.u.
_________________________________
 
Publicite
 

 

 
  • Aldo Evaristo Ibarra: Un hombre que siempre dijo aunque duela (por David Picolomini)
  • Realizaron Barrileteada Cooperativa
  • Juan Marcelo López actuó como jurado en Arrecifes

subir

 

subir

ALDO EVARISTO IBARRA
Un hombre que siempre
dijo aunque duela

Por David Picolomini
Hay fiesta en el pueblito, desde temprano han estado meta bomba y meta bomba. La perrada no ha dejado de "torear a rajacincha". Todos se han bañado por turnos rigurosos. De a pocos, o de a montones, los lugareños van arrimándose para el lado del encuentro.
El escenario puede ser cualquiera. Un par de lonas por telón. Bolsas de arpillera cosidas a un alambre a manera de campechana escenografía. Una sola luz, dando en los ojos. Varios chicos correteando desafiantes ante el ceremonioso clima conseguido.
Las damas presentes, se acomodan como pueden en las desvencijadas sillas de los corsos, de las tómbolas y de las llegadas al pueblo de alguno que otro candidato. Sobre sus faldas, se amontonan los abrigos de toda la familia, para cuando el rocío venga castigando y refresque desde el lado del río.
Los hombres se cruzan de brazos y empiezan a hacerles señas con el rostro a los menores sobre la conveniencia de mantener el juicio, caso contrario, la reprimenda se hará sentir corporalmente cuando ya se vuelva a casa.
Todo está a pedir de boca. Las expectativas están centradas en esa silueta recortada hábilmente por la titubeante iluminación conseguida. Súbitamente, la cabellera nubosa de Aldo Ibarra se hace presente en medio del escenario y un solo dedo de su mano derecha alcanza a moverse hacia el micrófono dispuesto, mientras se siente... ¡Toc, toc!, por los parlantes laterales.
La tensión se puede cortar con una Gillette de las rojitas que vendía Espina y Sánchez...
La mitad exacta del auditorio espera con ansias que el recitador ataque con esos versos que comenzaban... "Sentado en su despacho, el comisario hojeando expedientes/ Cuando el cabo se presentó trayendo al detenido.../Un mozo de treinta años a lo sumo, /Vestía bombacha gris y corralera, que a juzgar por lo viejas, /Estaban dando pruebas de la miseria e su dueño...".
Ellos logran ir entrando en extraño éxtasis, a medida que el relato va ganando en emoti-vidad...Todos los corazones se salen juntos de los cuerpos cuando Ibarra acostumbra decir... "Siñores reyes magos:/Yo les pido que se acuerden este año de trairme las botitas/Yo soy bueno, y asigún me han contado, si uno se porta bien todito el año/ ustedes no se olvidan del regalito".
La otra mitad, igual de exacta, lagrimea cuando siente erizársele el cuero, al arrancar Aldo Evaristo con la segunda estrofa, de lo que dice... "Lo hallé perdido en las Sierras, boqueando de agusanau, / ¡malo! como manga e piedras, / tuve que traerlo enlazau, pa curarle las bicheras, /y ahí se quedó aquerenciau, compañero de horas lerdas".
Y son varios los que incorporan convulsiones a medida que el decidor dice, con toda la voz que le ha dado su experiencia... "De un salto me le puse en frente, /le pegué el grito ¡Malevo!/ le vi soltar una baba, / ¡Está rabioso Rosendo! /No te me acerques hermano, /no te me acerques, /hermano echápa tras, /echápa tras/ ¡¡Jueeeraperrooo!!".
..................................................................
Pero no...Aldo Evaristo Ibarra esta vez no les dio con esos gustos... En esta ocasión se acomodó el cuello de la camisa, se pasó esta mano por la corta y nevada camionada de conocimientos, se ajustó el cinto mientras relojeaba para qué lado estaba soplando el viento... Y arrancó, el hombre que siempre dijo aunque duela...
-¿Cómo viene su historia, Aldo?
-Soy el penúltimo de nueve hermanos y mi padre murió cuando yo tenía apenas dos años... Mi madre, entonces, debió hacer de madre y padre y, a tantas bocas, había que darles de comer...
Mi vieja, aun recuerdo que venía en un coche de plaza, con un enorme atado de ropa para lavar, de los hoteles. Entonces ella, sin rezongos, se ponía a lavar en la pileta del fondo del patio. Vivíamos al lado de la escuela Alberdi, por Mitre. Entonces, mi tarea era ir al Mercado y pedir un kilo de recortes de puchero y un kilo y medio de huesos de chancho... A la noche, era hígado...a veces con harina y otras veces con cebolla. Si no... mate cocido y... a la cama.
-¿Hubo que trabajar de pibe?
-Mis hermanos, bastante más grandes, me llevaban cuando les salía alguna changa en la cosecha... Yo era el encargado de hacer el puchero... con 12 años. Como estábamos al medio del campo y uno andaba mal abrigado, me acurrucaba en los surcos, por el frío que tenía... A la noche, los patrones nos acomodaban en unos cobertizos de chapas que eran habitualmente para las gallinas. Todos amontonados, lográbamos conciliar el sueño para poder seguir al otro día... Yo también me dedicaba a hacer mandados por la propina, siempre por la propina... Cuando volvía a casa, todo el "chirolaje" era para mi madre, para la olla...Nunca me daba el gusto de una golosina...Hubo un momento en que, unos camioneros de por acá, sabiendo que a un vecino de ellos, un sargento que había sido boxeador, le gustaban las peleas; armaban en una esquina, con riendas, una especie de ring. Nos llamaban, a uno de los Balza y a mí, que todavía éramos chicos y nos inducían a pelearnos por moneditas, ¡para que se divirtiera el milico!
-Y, de pronto, lo debe haber sorprendido la adolescencia...
-Cuando ya tuve algunos años más, ya recorría la noche y seguía encontrando personajes. Uno de ellos era un tal As drúbal López, un porteño que me agarró cariño, hasta tal  punto que me invitó a radicarme en Buenos Aires, con la promesa de hacerme ingresar al Correo Argentino. Así lo hice, a pesar de las lágrimas de mi madre ya que era el último que la acompañaba... De todos modos, terminé jubilándome de cartero.
-Pero, la verdadera vocación... la de "decidor"... ¿Cómo dio comienzo?
-Existía una maestra de apellido Broggi, que me enseñó a manejar el verso y la cifra. Eso, me empezó a gustar...Una vez, anuncian que en la escuela estaban por hacer el Libro de Oro, con su historia, para lo cual incorporarían algunos versos inventados por los alumnos. La docente, me comentó si me interesaba participar en esa histórica edición y yo, casi de inmediato, le entregué un pequeño versito que decía "Yo quiero ser bueno/ deseo aprender/ para ser mañana/ un hombre de bien"... Esa inocente frase quedó plasmada en el Libro de Oro y yo, desde allí nunca paré de contar versos...
................................................................
Seguramente al "Negro" Ibarra, se le olvidó decir en una noche cualquiera, de recitado campero, que en 1998 logró un honroso segundo puesto en el certamen nacional en el Festival de Laborde, luego de haber obtenido, por varios cuerpos, el primero en el orden provincial, en Córdoba capital.
Nacido un 26 de octubre de hace un rato, año a año, se agasaja entre versos, el "Negro" Ibarra.  Mientras tanto, la improvisada concurrencia, el atónito público reunido para otra cosa, se ha puesto de pié, en trance hipnótico, para ovacionar al contador de las cosas nuestras, de las cosas suyas, de las cosas de todos...
Otras voces, serán las que lleguen hasta el pueblo y declamen sobre "el Par de Botas" y "el Malevo"... Pero nadie volverá a brillar, entre esas bolsas de arpillera, contando su  propia historia de vida, su letanía. 

Regresar a títulossubir

Realizaron Barrileteada Cooperativa

El pasado domingo se concretó una nueva Barrileteada Cooperativa bajo la organización de las Cooperativas de Trabajo Sudeste, Agrícola Ganadera, Sudecor Litoral y Cooperativa Agropecuaria Unión, en la pista de ciclismo del Parque Francisco Tau, bajo las excelentes condiciones climáticas para compartir este evento familiar, y con los barriletes en lo más alto del cielo, ayudados por el viento que acompañó la jornada.
Participaron del evento, con convocatoria abierta, niños de Nivel Inicial y EGB, acompañados por un adulto. Los ganadores de acuerdo a las distintas categorías establecidas fueron: en categoría mejor diseño, por partido doble, primer premio Lucio Rodriguez y Valentina Córdoba¸ segundo premio Ciro Vázquez y Luzmila Laborde y tercer premio Lucas Alessandroni y Ema Penza.
En la categoría Mas Altos los premiados fueron Nicolás Gareca, seguido por Angelina Bertero y tercero Bruno Martínez. En la categoría Mas Lejos, se consagraron Ignacio Maujo con el primer premio, seguido por Ana Paula Moyano y tercero  Paulo Berna. El jurado estuvo integrado por Germán Grella (Parapentista), GastonFidelli (Parapentista), Diego Daffara (Cooperativista)  y Silvina Bedino (Cooperativista)
Los organizadores emitieron un agradecimiento especial "a la Municipalidad de Bell Ville, el Instituto Especial María Montessori y a todas las familias que se llegaron a compartir una tarde de barriletes".

Regresar a títulossubir

Juan Marcelo López actuó
como jurado en Arrecifes

Juan Marcelo López, Técnico en Danzas Argentinas con orientación a las Danzas Folklóricas, profesor y director de la Academia de Tango Cambalache, participó nuevamente como jurado de tango y folklore, esta vez en la provincia de Buenos Aires, precisamente en la ciudad de Arrecifes.
No sólo juro durante muchas horas del pasado domingo 10 de septiembre, sino que también por la mañana brindó un seminario de zamba tradicional y estilizada para los concursantes,  quienes recibieron de la mejor manera la propuesta. Tal es así que seguirá trabajando en lo que resta del año con cursos intensivos en dicha localidad.

* Horarios de clases

Para tomar clases de baile con Marcelo López existen estas opciones: Academia Cambalache, lunes y viernes, a las 18 para niños y a las 19 para jóvenes; y los martes, a las 21, tango salón para adultos.
Los miércoles, a las 14:30, en el CPCC para contadores; los jueves a las 22:15, en Planeta Azul; los viernes a las 20 en la Academia de Cristina Barra y a las 21 en Fussion.
Para mayor información y por clases particulares, llamar al 3537-607815.

 Regresar a títulossubir

Diseño y mantenimiento web Luciano Giletta